De la calle al escaño

Leer más

Datos de género en el IRPF de Álava

escribiendo en portátilAprobada por unanimidad Una Moción para que la Hacienda Foral alavesa publique los datos del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), a partir de los de 2018, segregados por género.

El IRPF es el principal de los impuestos directos, el que más recauda: más de tres cuartos (el 78%) del total de los impuestos directos, 820 millones de euros en Álava se esperan recaudar en 2018 [mientras que el Impuesto de sociedades sólo para el 18% de los impuestos directos].
Es por tanto el que sostiene los servicio públicos, el gasto público.
Las mujeres somos el 51% de la población en Álava y, a la vista está que nuestra situación es diferente. Sufrimos brecha salarial, mayor índice de paro, empleo más precario, techo de cristal, no acceso a los cargos de dirección, gestión, participación social limitada a aspectos muy concretos y alejados de los puestos de poder, orientación sistemática a tareas subordinadas a los hombres, tareas de cuidados, tareas infravaloradas y, consecuencia de esa MINUSVALORACIÓN, el maltrato, el feminicidio y la violación.

La fiscalidad no es neutral.

Y no es neutral, porque no hay mayor injusticia que tratar igual a los desiguales y las mujeres sufrimos la desigualdad social y económica, por eso la fiscalidad nos penaliza. Así lo demuestran numerosos estudios.
Pero esto hay que “cuantificarlo” hay que poner las cifras para analizar objetivamente.
Necesitamos saber cuánto pagamos las mujeres y cuánto los hombres, que bonificaciones fiscales estimulan que las mujeres dejemos de salir a trabajar y nos quedemos en casa, sosteniendo el modelo tradicional y cuales estimulan a las mujeres a ser ciudadanas en pie de igualdad con los hombres, más allá de los derechos teóricos.

Necesitamos saber qué pasa en Álava

Con las familias tradicionales, con las monoparentales (persona adulta con hijos a su cargo), de las que el 88% son mujeres las cabezas de familia y que, según expertas pagan más que las familias de dos progenitores.
Y mientras no dispongamos de esas cifras, no habrá datos para analizar la realidad. El conocimiento de la realidad. Una fotografía de la situación que sirva para tomar medidas, para hacer los ajustes o cambios necesarios.

Este estudio no es ninguna novedad.

En Guipúzcoa se lleva haciendo algunos años que ha contribuido a mejorar el análisis real sobre los efectos y consecuencias de la brecha salarial. Por eso pedimos que en Álava también se haga. Porque es curioso que estemos hablando de armonizaciones y coordinación entre Territorios y que se nos escapen temas como este que se refiere a la equidad, a la igualdad en razón de sexo y a paliar los posibles efectos discriminatorios de la fiscalidad.

Las mujeres

No seremos iguales en derechos, en la práctica, mientras no haya igualdad social, igualdad económica y la fiscalidad, los impuestos que pagamos, no nos penalicen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies